El escándalo se puso de manifiesto en la Iglesia Católica y el Vaticano luego de conocerse la noticia de que un par de monjas que fueron enviadas a una misión humanitaria a África, regresaron a Italia embarazadas.

Las mujeres habían sido elegidas para esta tarea por ser originarias del continente africano. Según confirmó el diario Gazzetta del sud, una de las mujeres sufría fuertes dolores abdominales por lo que decidió acudir a un hospital.

Luego de realizarle algunos estudios rutinarios, los médicos le informaron que se encontraba embarazada.

Tras de hacerse público este hecho, se inició una investigación para ir a fondo con este caso, ya que el papa Francisco ha manifestado en varias ocasiones su preocupación por los curas que abusan sexualmente de las monjas.

A su vez, el medio italiano reveló que desde el interior del ente religioso le permitieron a las mujeres que se retiren de sus órdenes para encargarse plenamente de la crianza de sus hijos.

 

Fuente: Minuto Uno