Un dron arrojó cientos de bolsas de cannabis el jueves por la tarde sobre la plaza Rabin en Tel Aviv, atrayendo a decenas de personas confundidas, que se apresuraron a recoger todas las bolsas que pudieron llevar.

Las bolsas de cannabis fueron lanzadas por el grupo de Telegram «dron verde», que aboga por la legalización del cannabis en Israel, con «amor libre» como lema del grupo.

Antes de dejar caer el cannabis sobre Tel Aviv, el grupo publicó un mensaje en Telegram, insinuando la operación planeada.

«Es hora mis queridos hermanos. ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es el dron verde, repartiendo cannabis gratis desde el cielo… Disfruten mis amados hermanos, este es su hermano piloto, asegurándose de que todos consigamos un poco de amor libre», decía el mensaje.

El mensaje también indicó que la operación era parte del lanzamiento de celebración del grupo de un nuevo sistema de entrega titulado «lluvia de cannabis».

«Estamos lanzando el proyecto ‘lluvia de cannabis’, que incluirá una entrega semanal a diferentes partes del país de 1 kilo de cannabis dividido en bolsas de 2 gramos gratis», decía el mensaje.

Los autores intelectuales detrás de la operación también abordaron la amenaza inminente de un bloqueo impuesto por el gobierno en un intento de prevenir la propagación de la pandemia de coronavirus, explicando que la situación «requiere pensar fuera de la caja y encontrar nuevas formas de llevar cannabis a los consumidores», que dijeron es lo que dio origen al proyecto en primer lugar.

La policía anunció poco después del incidente que había arrestado a dos sospechosos de unos 30 años, que supuestamente operaban el dron que sobrevoló la plaza Rabin y esparció las bolsas de cannabis.

Según la policía, la distribución de una sustancia sospechosa de ser peligrosa es ilegal. Los sospechosos que fueron arrestados serán interrogados y tratados en consecuencia.

Un informe de la industria del mes pasado sugiere que se espera que la demanda de cannabis de alta calidad aumente en forma significativa debido a las opiniones cambiantes, los mayores movimientos hacia la legalización y la despenalización a nivel mundial sumado a las nuevas oportunidades de mercado en los sectores recreativo y médico.

Según un informe de Frost & Sullivan publicado el mes pasado, el mercado global para el cannabis legal se estima actualmente en alrededor de los 17.000 millones de dólares y se prevé que alcance unos 100.000 millones para 2025. En medio de la creciente demanda y el aumento en el número de empresas globales en la industria también se fijaron normas estrictas, que varían según el país, para el etiquetado adecuado de los valores de tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD) para garantizar los beneficios terapéuticos y la seguridad del cannabis para usos médicos. El THC es el principal componente psicoactivo del cannabis, mientras que el CBD es un componente esencial activo derivado de la planta de cáñamo.

La industria del cannabis ha crecido a pasos agigantados en la última década. Tanto en el sector recreativo como el médico con cambios significativos y progresos, en los últimos años, con nuevas empresas surgiendo a nivel mundial. El cannabis también se ha vuelto más aceptado como un tratamiento potencialmente efectivo para algunas afecciones.

También ha habido movimientos importantes hacia la legalización y la despenalización a nivel mundial. El uso médico del cannabis es legal en la mayor parte de Europa , por ejemplo, con despenalización parcial para uso recreativo.

En los Estados Unidos , el cannabis es legal desde el punto de vista médico y / o recreativo en 33 estados (aunque sigue siendo ilegal a nivel federal). Canadá, Sudáfrica y Uruguay se encuentran entre los pocos países donde el cannabis es legal tanto para uso recreativo como médico.

En Israel, el gobierno está trabajando en un plan para avanzar en una serie de reformas para aliviar las restricciones sobre los usos recreativos y médicos del cannabis. Esto ocurre meses después de que finalmente dio luz verde oficial para lanzar exportaciones de cannabis medicinal, allanando el camino para que el país obtenga unos ingresos estimados de 1.000 millones por año.

 

 

Fuente: itongadol.com