Desde noviembre del año pasado, IOMA adeuda pagos a clínicas y sanatorios del interior de la provincia de Buenos Aires. Por esta razón,  la Federación de Clínicas y Sanatorios de la Provincia de Buenos Aires (FECLIBA) resolvió, desde este lunes, el cese de prestaciones a afiliados de la obra social  bonaerense.

Tandil, Azul, Bolívar, Las Flores, Lobos, Monte, Olavarría y Saladillo, son las ciudades afectadas por la medida de fuerza.

Desde FECLIBA alertaron que, si bien esta suspensión será por 24 horas y si se atenderán urgencias, “El plan de lucha continúa con la suspensión del servicio para los días 5, 6, y 7 de marzo de 2018 si no se efectivizan los pagos de las prestaciones de noviembre y diciembre de 2017 al 2 de marzo del 2018”.

 

 

En ese sentido, hay alerta en el sector. Al menos 40.000 empleados "están esperando cobrar su sueldo", advirtió Andrés Marensi, titular de ACLIBA. Además, recalcó la gravedad de la situación ya que “hace años que no recuerdo que IOMA corte la cadena de pagos."

Está situacion afecta no solo a las clínicas y sus empleados. En el rubro farmacéutico, la obra social bonaerense "no les paga hace un mes" y podrían tener problemas de stock. Asimismo, la crisis afecta también a médicos, rehabilitadores y cuidadores que prestan su servicio a domicilio. De no regularizarse los pagos, dichos proveedores se sumarían a la medida de fuerza y cancelarían las prestaciones.