Los representantes legales del Frente de Todos realizaron una nueva denuncia ante la jueza Servini debido a los "errores" que persisten en el sistema de escrutinio provisorio, brindado por la empresa Startmatic.

Los apoderados presentaron anteriormente una investigación sobre el proceso de licitación que terminó con la empresa Startmatic como proveedora del servicio de recuento electoral. Las últimas dos pruebas piloto que se realizaron continúan dejando en evidencia varias dificultades técnicas, por lo que los representantes del justicialismo insisten con extremar las medidas de seguridad para evitar la posible manipulación de datos.

Entre las garantías exigidas está el aceso desde las sedes partidarias a los archivos de imágenes en formato TIFF, a medida que van ingresando desde los distintos centros de transmisión para "evitar la posible manipulación de los datos por parte de los operadores del sistema". 

El temor expresado por el Frente de Todos se sostiene en "cambios unilaterales e inconsultos" tomados por Smartmatic respecto de la "eliminación de la fiscalización continua" por parte de las fuerzas políticas.

Según la denuncia, la empresa, a diferencia de lo ocurrido en las PASO, decidió que la transmisión de datos se interrumpirá cada cinco minutos para actualizar la información.

"Solicitamos que se deje sin efecto la modificación sin sustento legal y se vuelva a la fiscalización en tiempo real como establece el pliego de condiciones de la contratación", exigieron los apoderados del frente.

 

Fuente: Página 12