La ex gobernadora está aturdida. No solo Mauricio Macri dejo trascender que podría ser el que encabece la lista de legisladores por la provincia de Buenos Aires sino que lo acompañaría la ex diputada Elisa Carrió, con lo cual le quedaría el tercer lugar en la lista. En caso de no aceptar debería competir por la Capital Federal y sería el fin de su sueño de volver a pelear la gobernación en 2023.

Macri está analizando con su círculo más intimo, acompañado por Fernando de Andreis, Guillermo Dietrich, Patricia Bullrich y Hernán Lombardi y algunas veces Miguel Ángel Pichetto, ser candidato por la provincia más que por la Capital, ya que los votos, en caso de ganar, lo catapultará nuevamente como candidato presidencial por Juntos por el Cambio, dejándole muy pocas chances a Horacio Rodríguez Larreta.

Por su parte, Elisa Carrió, quien se mudo y vive en su casa bonaerense de Exaltación de la Cruz, podría ser candidata si decide mantener la alianza con Mauricio Macri. Ella, aunque vive encerrada en esta cuarentena, no deja la política y habla con el ex presidente y mucho con sus legisladores de la Coalición Cívica. La idea de Lilita es que en las próximas elecciones renueven como mínimo siete  legisladores y eso lo lograría estando ella en la lista.

Carrió tiene un gran ascendencia en sectores del campo, especialmente del interior bonaerense y toda la zona de Córdoba y Santa Fe, por lo cual su candidatura ayudaría a un polo opositor duro como lo esta planificando Macri. En la provincia tiene cómo referente al diputado Luciano Bugallo, uno de los organizadores de la protestas del campo contra el gobierno, antes de la pandemia.

El ex presidente está muy molesto con Vidal,  no tanto con Horacio Rodríguez Larreta, especialmente cuando en el último zoom, la ex gobernadora afirmó que el 41% de los votos de 2019 “no tiene nombres ni apellidos”, además de pedir una autocrítica.  Macri considera que el llamado sector moderado del PRO no reconoce todo lo que hizo por conformar una fuerte oposición –8 años de gobierno porteño y 4 años en la presidencia- y por lo que el considera que el suyo fue “un buen gobierno”.

Vidal, que soñaba con encabezar la lista de diputados bonaerenses, sabe que la figura de Carrió es muy fuerte y que ella ya no tiene el poder del 2017 cuando la vetó como candidata a senadora para que no le hiciera sombra. Lilita cómo Mauricio no olvidan.

 

Fuente: Alfredo Stiletta para info135