“En el peor momento de la pandemia vamos a tener cerca de 800 a 1000 casos por día”, dio a conocer Fernán Quirós, ministro de Salud de la Ciudad. Por ese motivo, analizan volver atrás el proceso de flexibilización de la cuarentena, hecho que implica impedir que abran ciertos locales.

Desde su perspectiva, eso no va a ocurrir en las semanas inmediatas, sino que probablemente en la primera quincena junio. “En el momento en que el pico de casos empiece a subir, naturalmente vamos a desandar las medidas y se volverá a una cuarentena estricta porque será el momento de mayor contagiosidad y el momento de más cuidarnos”, reforzó Quirós.

Esto será ejecutado cuando se produzca un incremento acelerado en la la curva de casos o se vea un “comportamiento social indebido”. A su vez, Quirós especificó qué sucederá si ocurre esa escalada: “Se va a tomar la decisión de volver atrás sin duda”.

Sucede que ayer fue un día drástico en Argentina: se confirmaron 24 nuevas muertes y 255 nuevos contagios por contagios. En el caso particular de la Ciudad, hay un total de 3087 casos, de los cuales 153 fueron detectados ayer.

“Es razonable que cuando se esté en pleno pico de la pandemia disminuya críticamente la circulación social y se endurezca fuertemente la cuarentena hasta que la curva empiece a descender. Eso han hecho todos los países del mundo y es lo más razonable”, añadió Quirós.

Al mismo tiempo, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, expuso que tiene datos de que ya hay una vacuna con resultados positivos.

 

Fuente: Infobae