Julieta Prandi  volvió a vivir una vida de soltera después de más de 10 años en pareja con su ex, Claudio Contardi, papá de sus hijos Rocco y Mateo. Se separó a principios de año, y la salida de su casa familiar causó revuelo. “Hubo diferencias irreconciliables y mentiras. Cosas que, para mí, no podían continuar. Cuestiones que pasan en cualquier matrimonio”, dijo entonces la modelo.

Desde entonces, Prandi sorprende y divierte con algunas publicaciones en las que habla sobre volver a salir, y a relacionarse con hombres, pero hasta ahora la rubia no hay blanqueado ningún romance post-divorcio.

Ahora, Julieta se tomó unas vacaciones en Río de Janeiro junto a algunos amigos, y no quedó exenta del escándalo. Según contó Cora de Barbieri en “Infama”, Prandi protagonizó un confuso episodio en la noche carioca.

“Estuvo en la playa con amigos y hasta ahí estuvo todo bien, playita y mar. El problema llegó a la noche cuando fue a un reconocido boliche de la zona, y se fueron sin pagar la abultada cuenta de lo que habían consumido“, relató la periodista, dijo la periodista, junto a un video en el que se ve a Prandi saliendo del boliche a paso torpe, apoyada en uno de sus amigos para poder caminar.

“Prandi se encontró con otro muchacho que la estuvo conteniendo, y algunos hablan de besos y abrazos. Ella se fue caminando como podía porque se tomó unas copas de más. Con ese chico bajó las escaleras para salir, y habría chapado con él”, deslizó la periodista.

 

Fuente: Vía País