Semana Santa es, sin duda, uno de los destinos más rentables para el turismo en la provincia de Salta. A diez días del fin de semana largo, la ocupación hotelera ya supera el 85%.

Las localidades con más demanda son Salta capital, Cafayate y Cachi, sin embargo, los alrededores, (como San Lorenzo, La Caldera, entre otros) ya tienen un nivel de reserva que supera el 75%.

En los últimos 10 años la provincia se ha consolidado como uno de los destinos turísticos más importantes del país y está entre los que avanzan en la pelea contra la estacionalidad. Hoy Salta tiene turistas locales e internacionales durante casi todo el año.

El presidente de la Cámara de Turismo, Carlos Eckhardt, afirma que la importante respuesta por parte de los turistas se debe al trabajo de casi 20 años del sector, y a que coordinaron acciones para resolver el problema de la estacionalidad.  "El turismo se convirtió en política de Estado y es una actividad en la que todos trabajamos y llevamos a cabo juntos".

La provincia destaca por sus propuestas tanto hoteleras como gastronómicas. Los datos de los últimos años muestran que el 56% de las personas que han venido a Salta han reiterado la visita. "Esto es un mérito de la calidad receptiva del salteño", destacó el titular de la Cámara.

Entre los destinos preferidos por los turistas en el 2018 se ubicó Cachi, donde se registró una ocupación promedio del 98% desde el jueves hasta el domingo inclusive. La localidad de Coronel Moldes registró un nivel del 93%, Cafayate, en tanto, tuvo su pico de ocupación la noche del viernes con 95%, mientras que San Antonio de los Cobres tuvo el 92% las noches del viernes y sábado.

 

Fuente: El Tribuno