Después del calvario que le tocó vivir en relación a un cortocircuito con su hija Morena, Jorge Rial compartió en su instagram una foto de su hija en la que se la ve feliz, después de mucho tiempo de atravesar lo que él miso definió, como "una pesadilla". 

Además, el conductor de Intrusos (América, a las 13) le dedicó unas sentidas palabras: "Por fin volvió la sonrisa que tanto extrañaba. La vida pone pruebas. Enoja. Aleja. Te hace creer que no se puede más. Pero si. El amor es indestructible".

"Aunque aparezcan cientos para dinamitarlos. Morena es fuerte. Tiene ganas de vivir. De volver a ser quien era. Una mujer en busca de su lugar en el mundo. Y esta otra vez en el camino correcto. Amada. Cuidada. Rodeada de la gente que la ama. Los de siempre. Su hermana. Su familia. Sus buenos amigos".

"Nada puede vencer al amor. Volvemos juntos al camino que decidimos recorrer hace casi 20 años. Con mucha paciencia porque el tiempo juega a nuestro favor. Crecer duele. Pero el amor sana. Y en eso nadie nos gana, hija".

Si bien el periodista sabe que falta un montón en la recuperación de su hija, desde la internación en la clínica Ineba esperaba este momento. "Estoy feliz. La volví a ver sonreír", le dijo a Clarín.

 

Fuente: Clarín