Desde que la pandemia del COVID-19 se disparó en marzo, Mirtha Legrand dejó de conducir sus habituales programas televisivos, un clásico que ya lleva más de medio siglo. Como había ocurrido en otras oportunidades, la primera de ellas en julio de 2014, fue su nieta Juana Viale la que ocupó la cabecera más famosa de la televisión argentina. Lo que se pensó como un reemplazo circunstancial, terminó extendiéndose y el regreso de la Chiqui se volvió una gran incógnita.

Este mediodía, Juana dio una nueva pista sobre el posible retorno de su abuela. Se trató de un programa dominado por lo musical, con los hermanos Lucía y Joaquín Galán, integrantes del dúo Pimpinela, la cantante Patricia Sosa y su marido, el músico Oscar Mediavilla, actual jurado del Cantando 2020. Y fue en ese contexto distendido en el que la actriz realizó un anuncio inesperado.

"El tiempo se detuvo, así que antes del 2021, fin del 2020, vamos a proponerle a la señora Mirtha Legrand que vuelva a su mesa”, dijo Juana, mientras los aplausos de los comensales inundaron el estudio. “No podemos despedir el año de la mesa de Mirtha, sin Mirtha”, agregó la conductora suplente.

Fue allí que Joaquín Galán la interrumpió para reconocer la tarea que viene llevando a cabo durante los últimos ocho meses. “Quiero pedir un aplauso para vos, porque ha sido tremendo”, expresó el cantante, mientras su hermana suscribía. “Lo que se hereda no se roba”, cerró Mediavilla, y todos asintieron.

No es la primera vez que Juana se refiere a la situación. Durante un programa emitido el 20 de julio, Pepe Cibrián, uno de los invitados reflexionó sobre el aislamiento y quiso saber si el programa en algún momento había suspendido o realizado por Zoom. Juana respondió que lo habían hecho siempre presencial, respetando el protocolo correspondiente y con una reducción en la cantidad de invitados para mantener la distancia social. Y agregó: “La única que no se mantuvo fue la conductora del programa".

El director teatral celebró que el programa siguiera al aire, pero la conductora aclaró que era provisorio y que deseaba el momento que su abuela pudiera reintegrarse. “Gracias, pero también estoy esperando a que llegue un momento que venga y ocupe su lugar y que a mí me dejen hacer lo mío. Yo quiero volver a actuar”.

El domingo 15 de marzo fue la última emisión de Mirtha en la conducción, cuando ya la amenaza del virus era una realidad y pocos días antes de que el presidente Alberto Fernández decretara el primer aislamiento social obligatorio. En ese entonces, la productora anunció que Mirtha no iba a estar más en el programa.

El 21 de marzo, Juana se puso al frente del programa sin saber cuánto tiempo iba a durar. En aquel momento, destacó que no estaba “sustituyendo a nadie”, sino que estaba “haciendo un modesto aporte a esta situación que tiene en vilo a todo el mundo por el tan pequeño y tan grande coronavirus”. En ese sentido, explicó: “Mi abuela, la tan amada Mirtha Legrand, no va a hacer su programa porque tiene edad de estar en el grupo de alto riesgo y un gran sentimiento de responsabilidad. Así que, por ser ‘la nieta de’, con mucho orgullo lo digo, decidí ayudar con esta causa, que es la de comunicar”.

 

 

Fuente: Infobae.com