Julieta Prandi atraviesa un doloroso momento personal, tras haber denunciado por violencia familiar a Claudio Contardi, su ex pareja y padre de sus hijos Mateo y Rocco (de 8 y 4 años respectivamente). 

La separación de la actriz y modelo, casada durante 8 años, se conoció en febrero, cuando ella abandonó la casa que compartían, ya que el empresario gastronómico se negó a irse del hogar. En ese momento, Prandi explicó: "Hubo diferencias irreconciliables y mentiras. Cosas que, para mí, no podían continuar. Cuestiones que pasan en cualquier matrimonio. Todo está en manos de la Justicia."

En las últimas horas, se conoció que Prandi denunció a Contardi, y que cayo sobre él una restricción de la Justicia para que no pueda acercarse a la madre de sus hijos, y para que los menores no puedan dormir con él. Sin embargo, la audiencia para resolver esta cuestión no pudo llevarse a cabo.

"Julieta está pasando un momento tremendo a nivel personal. Ella acaba de retirarse del juzgado de familia en el que hoy tenía un audiencia con su ex esposo. Sobre Claudio pesaba, hasta hoy, una restricción para no acercarse a Julieta, y una restricción para que los hijos que tienen en común no se queden a pernoctar en la casa de él. Esto lo dispuso el juez", explicó Agustina Kämpfer (excompañera de Julieta en Incorrectas) en Nosotros a la Mañana.

"Lo más grave es que hoy tenían una audiencia para ver cómo resolvían esta situación, y ni el equipo de abogados de Contardi, ni él se presentaron. En este momento, los chicos están con él, y el temor de Julieta -que viene padeciendo violencia psicológica desde hace mucho tiempo- es que Claudio no le devuelva a los hijos, porque precisamente hoy se cumple el tiempo establecido por la Justicia para esta restricción", agregó Kämpfer.

Por último, Kämpfer agregó una información bastante sensible sobre una presunta nueva pareja del empresario: "Julieta pudo irse de la casa en la que sufría violencia familiar el 15 de febrero. En marzo, una mujer, con su hija de 12 años, ya estaba viviendo en la casa de Contardi. Pero no es la niñera de los chicos, es la pareja de Claudio. Lo que pasa es que los hijos de Julieta estaban obligados por su padre a decir que era la niñera y no una pareja que quince días después que la madre se había ido, ya estaba conviviendo ahí".

Ahora, Prandi espera una nueva resolución de la Justicia para ver cómo sigue adelante con su reclamo. 

 

Fuente: Exitoína