Este mediodía se anuncia en Casa Rosada el aumento para jubilaciones y Asignaciones Universales que regirá a partir de marzo. El comunicado lo llevarán adelante el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Claudio Moroni, y el director ejecutivo de ANSES, Alejandro Vanolli.

La anterior fórmula de ajuste fue suspendida por ley por 180 días, y representaba un aumento del 11,56% para todos los beneficiarios. Si bien hubo reservas con respecto al porcentaje de aumento, fuentes cercanas a la Rosada anticiparon que la suba de la mínima podría llegar a superar dicho número. También confirmaron que los ajustes se conformarán de una parte porcentual y una suma fija.

El Gobierno decidió aumentar más a los jubilados con menores ingresos, en detrimento de los beneficios más altos. La jubilación mínima hoy ronda los catorce mil pesos y la cobran casi la mitad de los beneficiarios. 

Alberto Fernández planteó modificaciones en la metodología para establecer las subas, a partir de la sanción de la ley de Solidaridad Social y Emergencia Productiva en diciembre pasado, que suspendió por 180 días la aplicación de la fórmula de movilidad jubilatoria que estaba vigente, con el fin de determinar un nuevo esquema.

En paralelo, en ese momento la administración de Fernández otorgó sumas fijas para los sectores que cobran las jubilaciones más bajas y las pensiones no contributivas. Esos adicionales fueron de 5.000 pesos en diciembre y 5.000 en enero.

Días atrás, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que los aumentos de suma fija que otorgará el Gobierno desde marzo, "representa una política que principalmente beneficia o incide mucho más en el segmento más bajo".

El funcionario sostuvo que el 80% de las jubilaciones son menores a $19.000. Para Cafiero, "la idea es achatar la pirámide, tratando de ir generando equidad y levantando la vara. Que la base sea la que tenga más aumento".

 

 

Fuente: Ámbito Financiero