Alberto Fernández le hizo llegar al presidente del Banco Central la urgencia por llegar a un acuerdo para reducir las tasas de interés financiero a particulares. Estas cifras preocupan particularmente al gobierno ya que, en algunos casos, superan el 100% nominal anual, a pesar de que la tasa de referencia sea del 44%. Comenzó este plan pidiéndole lo propio al Banco Nación, Alberto Fernández le exigió al presidente del Banco Central que estudiara la forma de reducir las tasas de interés que pagan las personas para financiar sus consumos con créditos que, en algunos casos, supera el 100% nominal anual, pese a que la tasa de referencia haya bajado al 44% y se avizore un sendero bajista. El primero en acatar esta medida fue el Banco Nación, cuyo presidente, Eduardo Hecker, respondió adelantando una reducción de 18 puntos porcentuales.

La medida busca orientarse especialmente hacia las tasas activas de las tarjetas de crédito, que suelen superar en más del 20% la de los créditos personales. Por ejemplo, la tasa nominal anual en el Banco Ciudad se ubica en el 67% lo que se traduce en una tasa efectiva del 92% que, al sumarle el IVA y los seguros, se traduce en un costo financiero total efectivo del 119,2%. Y en el banco Santander, la tasa nominal anual es del 93% y el costo financiero total se dispara al 193,36%.

Por eso, Miguel Pesce y Matías Kulfas convocaron a las entidades privadas a una reunión con un pedido de última instancia: si no hay acuerdo, el Banco Central deberá regular la tasa con topes oficiales.

De la reunión, que se dio esta mañana en el Ministerio de Producción, participaron las dos grandes entidades del sector: la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) -que fue representada por su titular Javier Bolzico y el presidente del Galicia, Fabián Kon- y la de Bancos de la Argentina (ABA), que nuclea a la banca extranjera y estuvo representada por Claudio Cesario. En representación del Central estuvo el gerente general Agustín Torcassi, y a Kulfas lo acompañó la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Desde las entidades financieras señalaron que con las altas tasas activas afrontan los altos costos que supone el financiamiento del Ahora 12, que representa la mitad de las compras hechas con tarjeta. El Banco Central se reserva entonces la posibilidad de limitar la tasa de interés de los préstamos personales, ya que la Ley de Tarjetas ya fija les fija a los plásticos un tope de 25 puntos porcentuales de tasa de interés excedente sobre estos créditos.

Mientras tanto, el Banco Nación marcó la cancha en respuesta al pedido expreso de Alberto Fernández. Adelantó que a partir de este jueves bajará la tasa de interés del 67% nominal anual al 49%. De esta forma, el costo financiero total disminuirá al 78,5% anual.

El pedido surgió durante el sábado en la quinta de Olivos durante el festejo del cumpleaños de Eduardo Valdés, donde también estaban al titular del Banco Central y Raúl Garré, director del Banco Nación.

 

 

Fuente: La Política Online