La situación de Brasil por la pandemia por el coronavirus es alarmante: tan solo en 24 horas murieron 1279 personas, sumando un total de 18 mil víctimas fatales totales.

La aguda crisis parece no importarle al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien aprovechó el anuncio del cambio de protocolo en el uso de cloroquina en contagiados de COVID-19 para hacer chistes sobre los médicos que no recomiendan ese medicamento.

"El que es de derecha, toma cloroquina, el que es de izquierda, toma Tubaína", dijo haciendo referencia a una marca de gaseosas brasileña del interior del estado de San Pablo, entre risas, al sitio web Blog de Magno.

"La va tomar el que quiera tomar cloroquina; nadie será obligado a tomar cloroquina, se le dará libertad al paciente para que pueda usar el remedio en caso de que se juzgue necesario", agregó Bolsonaro.

 

Fuente: Minuto Uno