El presidente Alberto Fernández dijo este martes que en los "términos" en los que se presenta actualmente la evolución de la pandemia de coronavirus, "van a seguir las restricciones" más allá de este viernes, cuando vencen las actuales medidas, aunque descartó de plano un regreso a Fase 1 y lamentó "el tiempo que han perdido" distritos como la ciudad de Buenos Aires y Córdoba al no adoptar algunas de esas decisiones.

"En estos términos, van a seguir las restricciones" frente a la segunda ola de coronavirus, anticipó el mandatario en declaraciones formuladas a Radio 10, en las que, no obstante, aclaró que no habrá una vuelta a Fase 1, incluso "por un tema sociológico", y reclamó a las jurisdicciones que "se hagan cargo" de la situación.

"Me parece que, en estos términos, debemos seguir" con las restricciones, aseveró el Presidente, con vistas al vencimiento este viernes del último decreto de necesidad y urgencia que estableció las restricciones que rigen actualmente para mitigar la propagación de la segunda ola de coronavirus.

En esa línea, sostuvo que "todos estamos cansados, angustiados, pero es lo que nos toca vivir, y lo que más queremos es vivir y dejar de hacer política por la pandemia".
 

Cuando fue consultado sobre la posibilidad de que el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estén analizando aplicar aplicar en esta oportunidad, a diferencia de la anterior, las nuevas restricciones, el Presidente dijo: "Lamento el tiempo que han perdido".

En ese marco, Fernández agregó que es "muy respetuoso de las libertades individuales" y enfatizó: "Algo que no he querido es restringir la circulación, pero no hay otro modo de resolver el tema que no sea éste".

De todos modos, aseguró que "a Fase 1 no se vuelve" y le pidió a las autoridades de cada jurisdicción que "vuelvan a poner los controles" ante un cierto relajamiento de la población frente a las medidas necesarias para evitar los contagios.

"Lo que pido es que se entienda lo que está pasando y que se hagan cargo de esta mayor cantidad de casos, que es el resultado de decir que la vida siga como si no pasara nada", sostuvo el mandatario.

En ese sentido, Fernández insistió en que "hay una pandemia, un virus que nos contagia y nos mata, y nos tiene que doler el número de 500 personas muertas en un día, y tenemos que llamar a la reflexión porque no nos estamos cuidando".

En ese marco, respecto de las restricciones, recordó que la semana pasada, durante su gira europea y en París, se fue "caminando desde el hotel a las 11 de la mañana hasta la torre Eiffel" y sostuvo que, en el trayecto de "25 cuadras" no encontró "un bar donde comprar un café".

Respeto de diferencias con Rodríguez Larreta, explicó: "Siempre digo lo mismo, le dije a Horacio que si en el colegio no se contagian, si en los restaurants, los bares y cines no se contagian, ¿dónde se contagian?".

Recordó además que, cuando tomó la decisión de disponer nuevas restricciones, él mismo "acababa de salir del Covid (por su contagio el abril último), y hablé con los infectólogos, y todos me decían que habíamos adquirido un ritmo con el que íbamos a llegar a 40 mil contagios diarios".

"Durante días no dormí pensando en eso, y tuvimos uno de los días 29 mil, y salí decidido a decir que se cortaban las clases presenciales y la circulación desde las 8 de la noche, pero me criticaron y me llevaron a la Corte, a la que le hicieron decir lo que le hicieron decir", concluyó el mandatario.

 

 

Fuente: Télam.com.ar