El día lunes el Palacio de Tribunales amaneció cubierto con una curiosa iniciativa: el vallado del edificio apareció repleto de mensajes dirigidos al Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz.

Los carteles llevan la firma de la Comisión Directiva Nacional de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación y exigen al Presidente del máximo tribunal dos contundentes reclamos.

En principio, demandan "firmeza" de Rosenkrantz frente a "los atropellos del Poder Ejecutivo Nacional".

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, la UEJN esclarece la demanda e informa que "el Poder Ejecutivo planeaba desdoblar nuestro pedido de aumento en 7,5% a mayo y un 7,5% a julio. La sola posibilidad de semejante falta de respeto a la división de poderes e independencia del Poder Judicial resulta indamisible".

En ese contexto, la UEJN exige "a los Sres. Ministros de la Corte que ya expresaron unánimemente su acuerdo para que el primer tramo de la recomposición salarial 2019 fuese del 15% y a partir del 1º de mayo, que no se dejen doblegar por esas espurias presiones y se manifiesten contundentemente en contra de cualquier intromisión del PEN u otro poder".

 

En un comunicado publicado el 28 de Mayo, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación 

denuncian que el Poder Ejecutivo amenaza con "un congelamiento salarial del sector público y, en especial, de los sueldos judiciales. Mencionando como "privilegio" los ingresos de jueces, funcionarios y empleados. Proponiendo lisa y llanamente su reducción".

En tanto, denuncian que el Ejecutivo tienen preparada la "disminución" del presupuesto general del Poder Judicial, cambiar la edad del sistema jubilatorio, aumentar los aportes y pasar la obra social al sistema general de obras sociales, estatal, pero sin participación del gremio.

Pero eso no es todo, según consignan desde UEJN el PEN estaría dispuesto a avanzar sobre la derogación "de la ley 26.183 para volver ampliar la Corte. Otra vez mayoría de 5 en lugar de 3".

 

Julio Piumato on Twitter