A pesar de que Cristina Fernández de Kirchner todavía no blanquea su candidatura en las próximas elecciones, ya resolvió que habrá PASO con o sin su postulación. En su fuero íntimo hubiesen preferido una unidad, como sucedió ayer en Entre Ríos, donde el peronismo le sacó 25 puntos a Cambiemos. Sin embargo, se decidió que pueden competir en las elecciones del 22 de agosto varios candidatos por el peronismo: Daniel Scioli, Felipe Solá, Agustín Rossi y Sergio Massa. 

El ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, anticipó que “Cristina esta dispuesta a ir a unas PASO con quien sea”. Reiteró que le encantaría que Sergio Massa participe. “Nadie le pide que se haga kirchnerista, eso está clarísimo, sino que venga y compita ya que lo importante es ganarle a Macri”. En la última reunión con intendentes, Massa aseguró que iba a "arreglar con el peronismo" y que creía que Cristina no se presentaría. Hoy Massa sabe que no tiene ninguna opción en la provincia y sus propios referentes le piden “unidad” con el peronismo.

Le pese a quien le pese, la única pelea electoral es entre Cambiemos y el peronismo. Más allá de algunos candidatos fantasma como Roberto Lavagna. 

Guste o no, la pelea electoral es entre Cambiemos y el peronismo. En su mejor momento, 2007, el ex ministro de Economía obtuvo el 17% de los votos y tenía detrás todo el radicalismo. Tanto su candidatura como su triunfo son posibilidades lejanas.

 

Fuente: Alfredo Silletta para Info 135