Con los primeros resultados de las encuestas arrojados, el grupo Clarín no tardó en comenzar a "operar" contra la figura de Axel Kiciloff, ex ministro de Economía en la gestión de Cristina Fernández. Al día de hoy, el candidato supera en intención de voto a la actual gobernadora María Eugenia Vidal. Al parecer, los intendentes no lo quieren en la provincia y pretenden que vaya a militar únicamente en la Capital Federal. 

Kiciloff mantiene 100% el voto de Cristina y además va en crecimiento dentro de ciertos sectores medios progresistas. Kiciloff no está involucrado en ninguna causa de corrupción luego de cuatro años siendo funcionario público. Aparte se lo comenzó a ver recorriendo el interior de la provincia, la zona más esquiva para el peronismo, y le está yendo muy bien, tanto con vecinos y militantes, como con empresarios y dirigentes del agro.

Los intendentes aspiraban a que alguno de ellos sea el candidato a gobernador sea uno de ellos. Pero ninguno salió a caminar el año pasado y la mayoría tiene un profundo desconocimiento de la población bonaerense. Recién hace unas semanas comenzaron a movers Francisco “Paco” Durañona  de San Antonio de Areco y Martín Insaurralde de Lomas de Zamora. La intendenta de La Matanza, Verónica Magario todavía no lo hizo y Sergio Berni anunció que iba a competir pero tampoco organizó actividades. 

Por ahora, Kicillof sigue caminando la provincia, sabe que los números lo acompañan. También sabe que si Cristina es candidata a presidenta, Máximo Kirchner encabeza la lista de diputados nacionales, sería difícil que él juegue en provincia. Ahí sí se iría a la Capital Federal.  “Yo juego en equipo y estaré dónde mejor pueda ayudar para que estos tipos se vayan el 10 de diciembre”, dice en sus charlas con militantes cuando lo encuentran en el Centro Cultural Moran, donde asiste seguido porque es un vecino del barrio.

La figura de Cristina Kirchner en el Gran Buenos Aires ronda entre los 50 y 60 puntos de imagen positiva contra un 14% del presidente Mauricio Macri. De allí los nervios del Equipo político de Vidal que necesita que el presidente crezca para no seguir tirándola abajo a la gobernadora.

 

 

Fuente: Alfredo Silletta para Info 135