Luego del banderazo  autodenominado 12-O, el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero se mostró contundente y se dirigió de manera crítica a quienes salieron a las calles. De forma instantánea, los periodistas macristas salieron a cruzar sus dichos, entre ellos la conductora Cristina Pérez. "Que notable el nivel de fascismo", disparó la figura de Telefe Noticias, en un ataque furioso para defender a los sectores anticuarentena.

"Creemos en el derecho a manifestarse, es parte de la democracia. También es parte de la democracia aceptar la diversidad. Estos argentinos y argentinas que se manifestaron ayer no son 'la gente', no son todos, no son 'el pueblo', no son la Argentina. El país es mucho más grande y diverso", expresó Cafiero, dejando en claro su posición frente a la marcha de odio hacía el Gobierno de Alberto Fernández.

Sobre estos dichos, Pérez opinó en el programa "Pensándolo bien" (Radio Mitre), junto a Miguel Wiñazki y Gonzalo Sánchez, y defendió a quienes fueron y marcharon, sin ningún tipo de conciencia en el otro, debido a la pandemia de coronavirus. "Hoy entré a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y parece que Santiago Cafiero no tiene razón, parece que también son gente los que marcharon ayer. Qué notable el nivel de fascismo", sentenció la pareja televisiva de Rodolfo Barili.

A continuación, la periodista macrista leyó un tuit de Wiñazki, en donde atacaba directamente a Cafiero.  "Los que se manifestaron ayer son trabajadores que quieren trabajo y libertad. Para Santiago Cafiero 'no son gente, no son el pueblo'. Doctrina oficial: Los seres humanos son solo los oficialistas explícitos. Es un apartheid a cara descubierta", había tuiteado el comunicador.

 

Miguel Wiñazki on Twitter

 

Sobre este tuit, aseveró: "Acá la otra cuestión es esta persistencia en introducir herramientas o instrumentos en el Estado para avanzar contra la libertad de expresión. Con Nodio (Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales) odio el Estado busca arrogarse la facultad de determinar qué es verdadero y qué es falso, y con el jefe de Gabinete la capacidad de determinar quién es gente y quién no es gente".

"Me parece que tienen un problema ya directamente predemocrático, ya se chocan con los derechos inalienables de frente. Porque son los dueños de la verdad y los dueños de la aceptación de la humanidad del otro", concluyó, filosa.

 

 

Fuente: El Destape