Martiniano Molina, el mediático que en un mismo movimiento se sumó a la política de la mano de Cambiemos en 2015 y llegó a ser intendente de Quilmes por un único y problemático mandato entre ese año y 2019, concluyó su ingreso al Gobierno porteño con un jugoso contrato "de planta" como asesor de Horacio Rodríguez Larreta a través del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción.

Según se publicó este lunes en el Boletín Oficial de la Ciudad, el ex jefe municipal se desempeñará como "Personal de Planta de la Unidad Ministro del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción", cartera que se encuentra a cargo del economista José Luis Giusti.

Lo concreto y confirmado es que el chef y ex jugador de handball, sin formación académica ni experiencia en el área ni la gestión pública más que su fracasado paso por el municipio del sur del conurbano bonaerense, se llevará el equivalente a 9.895 Unidades Retributivas Extraordinarias, que al día de hoy tienen un valor de $15,7374 cada una, por lo que su salario será de $155.721,57 por mes, tal como precisó la agencia NA.

"Desígnese a partir del 1 de febrero de 2021 al señor Martiniano Molina (...) como personal de Planta de Gabinete de la Unidad Ministro del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, con una retribución equivalente a nueve mil ochocientas noventa y cinco (9.895) Unidades Retributivas extraordinarias mensuales, en las condiciones establecidas en el Artículo 9° del Decreto N° 463/19", dice la resolución N° 31/MDEPGC/21 publicada el pasado 8 de febrero. 

 

 

Los trascendidos, todavía sin confirmación oficial, señalan que su “expertise” en el campo de lo culinario lo llevarían a encabezar un nuevo proyecto inmobiliario que desde hace años tiene entre manos Larreta para el oeste de la capital, en los terrenos que dejará libre el Mercado de Hacienda.

Molina se pondría al frente del Parque Federal Gastronómico que se pretende construir en el nuevo predio de Mataderos, lo que en la oposición bautizaron como un "Disney gauchesco" que podría ser un nuevo negocio inmobiliario propiaciado por Larreta.

Cabe recordar que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó en 2019 la creación de un parque temático público en el predio de 34 hectáreas en el que se encuentra el Mercado de Hacienda de Liniers (cuya concesión venció y está en proceso de mudanza al partido bonaerense de Cañuelas).

El proyecto oficial tenía como objetivo continuar con “el legado gauchesco” del barrio y diseñar distintos atractivos turísticos, entre los que se encontraba el proyecto de crear un polo gastronómico. La idea era crear un mercado abierto en donde se expusieran y vendieran los alimentos que se producen en las distintas provincias del país, acompañado de toda una instancia educativa con espacios en los que se pudiera aprender de la producción de vino, carne y cultivos. 

 

 

Fuente: Política Argentina