Luego de la disparada de la divisa estadounidense de $46 a $60, el Gobierno resolvió congelar el precio de los combustibles durante 90 días. Funcionarios de la Secretaría de Energía dialogaron con empresarios de las petroleras pero no hubo acuerdo para consensuar aumentos razonables.

Para lograr cumplir con la resolución anunciada, el Gobierno aplicará ahora la Ley de Abastecimiento N° 20.680, dictada en el año 1974. Esta ley brinda al Poder Ejecutivo la facultad de fijar precios mínimos y máximos a bienes esenciales e incluso lo autoriza a recurrir a las Fuerzas Armadas y de seguridad para restablecer la cadena de abastecimiento, ante una eventual falta de productos.

Sin embargo, el propio presidente, Mauricio Macri, criticó este tipo de medidas hace no muchos años. En 2014, siendo jefe de gobierno porteño, aseguró que la ley generaba "desconfianza, desempleo y pobreza". Además, remarcaba que la aplicación por parte de la Secretaría de Comercio alejaba las "inversiones". Ahora, Macri usará el mismo método que antes criticaba.

 

Magdalena Odarda ☀️🍎🍐🚊💧🐶 on Twitter

 

Fuente: El Destape