El presidente Alberto Fernández ajusta los últimos detalles para el anuncio que tendrá lugar este jueves sobre cómo continúa la cuarentena, sobre todo en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Lo realizará junto al gobernador de la provincia de  Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. También, se esperan definiciones para las demás provincias que se atraviesan otra instancia de la pandemia.

En el último reporte, los contagios en un día superaron ampliamente los 2 mil infectados, el 95% son de la zona metropolitana, mientras que en el resto de país hay casos aislados que obligaron, como en el caso de Jujuy, a volver a “fase 1”. El 28 de junio vence la última extensión, y ahora el próximo plazo duraría 10 o 15 días.

Según relevaron fuentes consultadas por El Destape, el objetivo es reducir la movilidad en el AMBA y el anuncio del jueves va en ese sentido. La decisión que tomó Provincia junto al Gobierno porteño de reducir el transporte público solo a trabajadores esenciales no fue suficiente. “No podemos tener tanto despelote en la calle”, observó un funcionario a este medio.

El Gobierno se encuentra en una encrucijada. El humor social va empeorando, la ansiedad mediática no colabora y se está transitando un ascenso de la curva en el Conurbano y en la Ciudad de Buenos Aires. La idea es endurecer por “dos o tres semanas” la cuarentena para ganarle al pico, mientras que se avanza con el programa Detectar y se sigue reforzando el sistema sanitario.

Además, se evalúa la forma de comunicar esta decisión, ya sea con un nuevo nombre o que el AMBA regrese a la fase 2. Para un sector dentro del Gobierno, anunciar la vuelta a “la fase 1” puede generar miedo o paranoia en la sociedad, cuando el objetivo es que haya una cuarentena “más restrictiva” que conlleva que se refuercen los controles de acceso entre Capital y Provincia como así también en la vía pública, ya que, se nota que los controles se relajaron en las últimas semanas.

“¿Va a ser la medida definitiva? No sabemos. Ahora hay que bajar el nivel de movilidad social”, aclaró un integrante del equipo de trabajo del ministro de Salud, Ginés González García. Además, para llevar adelante una cuarentena “más restrictiva”, el Gobierno buscará la cooperación de los intendentes del Conurbano, que al inicio del aislamiento cumplieron un rol clave e importante en la primera etapa. “Si queremos reducir al máximo la movilidad, es importante contar con los intendentes”.

En ese sentido, desde el Ejecutivo nacional ponderan la “unidad política” que se logró ante la pandemia de coronavirus, por eso, se estima que el anuncio del jueves se realice junto a los 24 gobernadores, a pocos días de que se cumpla 100 días de cuarentena. Para un funcionario de Salud es importante cómo se anuncie las nuevas medidas para lograr la adhesión de la sociedad en su conjunto, por eso, es una posibilidad de que la presentación sea con los 24 gobernadores a través de videoconferencia junto al jefe de Gobierno porteño. “Es importante mostrar legitimación, autoridad y consenso”, advirtió una fuente allegada a la mesa chica.

En estos últimos meses, fue central el rol del Ministerio de Salud, como así también que la cartera haya vuelto a su rol ministerial. Para el equipo de Ginés González García se “pasó de 0 a 20” en marzo y se logró reforzar el sistema sanitario nacional de una manera que era impensada.

“Encontramos un ministerio desmantelado y toda la energía se abocó para ponerlo en marcha. Los programas estaban paralizados y era una desidia total”, resumió un funcionario a El Destape. Por eso, para el equipo fue clave la cuarentena, que dio tiempo para poner en forma un sistema sanitario diezmado por el macrismo.

En los últimos tres meses, se achicó la brecha entre el sistema público y privado. A principio de año “el 70% de las camas estaban en el sector privado y el 30% en el sistema público. Ahora se está en un 60% privado y 40% público” y a este refuerzo de camas, se sumaron 2 mil respiradores y ahora se sumará 1900 más. “Antes había 65% de respiradores en el sector privado y 35% en el sector público, ahora hay un 50 y 50”, precisó la fuente consultada.

No obstante, para el equipo, más allá, de las medidas que pueda anunciar el Gobierno, es importante la responsabilidad ciudadana.

 

Fuente: El destape