Voceros del Hospital Juan Domingo Perón en Tartagal, Salta, confirmaron este lunes la muerte de un bebé de siete meses que llegó sin vida y con "evidentes signos de desnutrición". Se convirtió en el octavo fallecido por esta causa en lo que va de 2020. 

El pequeño fue trasladado por sus padres al centro de atención médica el sábado y, al llegar, el médico constató que ya no respiraba. 

Se trata del octavo fallecimiento de niños y niñas por cuadros de desnutrición, de los cuales seis son wichí.

La última muerte había sido el viernes pasado cuando Maira Yanet Torres de cinco años, se encontraba internada con un cuadro crítico de vómitos, diarrea y deshidratación.

La niña, de la comunidad wichi, falleció en presencia de la ministra de salud provincial, Josefina Medrano, quien en ese momento se encontraba de visita en el hospital.

Por su parte, el gobernador de Cambiemos Gustavo Sáenz, declaró la emergencia sociosanitaria en la zona en un intento por atajar la crisis que atraviesa la provincia. 

 

Fuente: El Destape