Santiago Cardozo abusó durante 5 años seguidos a una nena que hoy tiene 10 años. Y se supo porque fue ella, la víctima, quien lo denunció ante su abuela. Dijo que el hombre había empezado a tocar sus partes íntimas desde el día que ella terminó el jardín de infantes.

Tras el relato de la niña, su abuela, su madre y ella misma fueron a hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer Tristán Suárez. Él está libre y ahora tiene amenazada a toda la familia.

“Cardozo es uno de los hermanos de mi actual pareja, no es familiar directo, pero vivimos juntos hasta el año pasado. Nosotros vivíamos en una pieza arriba y él abajo. Estábamos todo el tiempo juntos”, contó Leonella a minutouno.com. La mujer junto a su marido y sus cuatro hijos se mudaron hace poco más de un año en el mismo barrio.

A pesar de la denuncia, la UFI 4 a cargo de María Isabel Lafranchi no ordenó un examen médico, porque, según explicaron fuentes cercanas al expediente “no era necesario”. La nena en ese momento habló sobre un abuso sexual simple pero no había podido contar el calvario que vivió.

“Nos dijeron que la nena no estaba en condiciones de hacer una Cámara Gesell y por eso comenzó un tratamiento psicológico donde pudo contar en detalles qué fue lo que pasó”, contó Leonella. La nena pudo decir que no sólo fue manoseada sino que además la obligó a practicarle sexo oral y hubo penetración.

Cardozo no fue aprehendido, ni detenido ni indagado. Es que según fuentes judiciales como los abusos comenzaron hace cinco años cuando era menor de edad interviene el Juzgado de Garantías del Joven 1º de Lomas de Zamora a cargo de Ángel Maciel quien resolvió que hasta no tener pruebas suficientes en su contra no iban a pedir la detención. El agresor tiene ahora 21 años.

 

Fuente: Minuto Uno