El animal --que se estima tiene más de 60 años de edad-- fue encontrado cerca de una rampa para botes, en el río Katherine, ubicado en un pueblo del Territorio del Norte. Cayó en una trampa hecha a su medida y los guardaparques pudieron atarlo, antes de que fuera demasiado tarde.

Durante años, los habitantes de la zona hablaban de una gran cola que veían nadar en la zona del embarcadero. Las autoridades querían aislarlo para evitar "su interacción con humanos", por lo que ya fue trasladado.

En lo que va del año, 187 de estos cocodrilos fueron capturados en el extremo norte del país. "Los grandes cocodrilos pueden moverse por los canales de alta velocidad sin ser detectados", informó en Facebook la fundación Northern Territory Parks and Wildlife, que pide a los habitantes y turistas ser precavidos.

 

Fuente: Clarín