La familia Suller no atraviesa un buen pasar económico hace varios años. La emblemática esquina de Argerich y Habana, hogar de la familia, se encuentra a la venta.

No sólo eso. En el garaje de la vivienda, Marcelo Suller se puso un negocio de venta de artículos de limpieza sueltos, en el que tiene como socio a su hermano Guido.

La familia no quiso compartir la cifra por la que están ofrecienda la casa por miedo, pero sí contaron que se apoyan entre sí tanto en la venta de la casa como en el emprendimiento.

Süller contó que desde hace tiempo no sabe nada de su polémica hermana, y sí se reencontró con su otra hermana, quien lleva familias a ver la casa.

 

Fuente: Tele Bajo Cero