Todo se supo cuando una joven sordomuda llegó a la sala de primeros auxilios con su bebé en brazos y una herida de arma de fuego en su cabeza.

 

¿Qué había pasado? Su suegra, una mujer de 69 años, había matado de un balazo a su hijo de 47 y la hirió a ella, su nuera de 25, para luego suicidarse. La tragedia familiar fue en una casa del partido bonaerense de General Guido, ubicado unos 270 kilómetros al sureste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

A pesar de estar lesionada, la mujer contó mediante escritura que en su domicilio de la calle Rivadavia al 300 había al menos otra persona baleada, por lo que los policías se dirigieron hasta allí para encontrarse con una imagen escalofriante: la mujer yacía muerta con un tiro en la cabeza y a su lado un revólver calibre .32.

 

 

Fuente: Infobae.