Una chica de 17 años, que está acusada de asesinar de una puñalada a su novio de 19, en la madrugada de ayer, como corolario de una fuerte discusión entre ambos, se entregó pasado el mediodía en el juzgado de Menores en turno, en Rosario. El hecho tiene muchos puntos en común con lo ocurrido en Gualeguaychú con Nahir Galarza, que mató a su novio, Fernando Pastorizzo, de 20, de dos balazos, en la madrugada del 29 de diciembre.

Fuentes del Ministerio de Seguridad explicaron que el caso trascendió a partir de una llamada al 911 que daba cuenta de la presencia de un hombre herido de arma blanca en Garibaldi al 3800. Cuando la policía y personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias llegaron al lugar comprobaron que la víctima ya había fallecido. Enseguida, y en el mismo lugar, los policías tomaron declaración a una mujer que dijo ser la madre de la adolescente que cometió el crimen.

Según el testimonio de esa mujer, su hija habría mantenido una discusión con su pareja, Brian Ezequiel Ortiz, de 19 años. El joven recibió una puñalada en el tórax, cerca del corazón, y murió a los pocos minutos, mientras se aguardaba la llegada del personal de emergencias. 

La mujer contó también que tanto su hija como Brian habían tenido una infancia muy difícil, marcada por la extrema pobreza y la vulnerabilidad. Brian y sus hermanos, más pequeños, perdieron a sus padres hace unos años y vivieron en un orfanato. La joven había sido violada, a los 10 años, por tres adolescentes. No se había recuperado de las profundas huellas psíquicas que el hecho le dejó.

Las fuentes indicaron que la chica estuvo prófuga unas horas y luego se entregó. Las actuaciones judiciales están a cargo del fiscal Luis Schiappa Pietra. El cuerpo de la víctima fue derivado al Instituto Médico Legal para la realización de una autopsia.

 

Fuente: Página 12