Una soldado voluntaria denunció que fue violada por un superior, un suboficial ahora separado de su puesto, durante una guardia en una guarnición militar situada en la localidad de Pigüé, en el suroeste de la Provincia de Buenos Aires. La denuncia fue realizada por la soldado de 21 años, que afirmó el ataque sexual del que fue víctima ocurrió el sábado último en la Base de Apoyo Logístico. Según indicó La Nueva Provincia, la mujer dijo que cuando se retiró de un puesto de guardia junto a un cabo de la fuerza, éste la atacó y la sometió sexualmente, sin que la situación pudiera haber sido advertida por otros integrantes de la guarnición. En un comunicado, el Ejército indicó que el supuesto abuso habría sido cometido en horas de la tarde del domingo último en la habitación de la Guardia Central destinada al descanso de los efectivos. La joven, en su presentación, admitió que en un principio tuvo temor de denunciar la situación por el hecho de que el autor es un superior en el escalafón militar. No obstante, la soldado dijo que recibió el apoyo de los responsables de la base, que le aconsejaron que realizara una denuncia penal.

El Ejécito "separó de sus funciones al suboficial denunciado y la unidad militar inició las actuaciones administrativas correspondientes para determinar responsabilidades", según consignó la fuerza.  El Departamento de Comunicación Institucional de la fuerza señaló al matutino que las autoridades militares tomaron conocimiento del hecho el lunes pasado, alrededor de las 21:30, cuando la víctima se presentó ante su jefe y le mencionó la situación ocurrida el día anterior, durante un descanso del servicio que estaban efectuando. "A continuación se brindó contención y asesoró a la soldado voluntaria para que realice la denuncia en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Pigüé, donde inmediatamente fue radicada", indica el Ejército en un comunicado. 

 

Fuente: Perfil