El grupo de rock indonesio “Seventeen” estaba haciendo una de sus canciones cuando, de repente, ocurrió lo que nadie se hubiera imaginado: una ola gigante arrasó con todo y terminó convirtiendo lo que era una fiesta en tragedia.

 

 

El hecho ocurrió este fin de semana en la playa de Tanjung Lesung, donde un tsunami mató al menos a 200 personas y generó una veintena de desaparecidos junto a cientos de heridos.

Entre lágrimas, el cantante de la banda, Riefian "Ifan" Fajarsyah, confirmó la muerte del bajista y el manager, pero también la desaparición de otros integrantes de la banda. "El agua subió y arrastró a todos en el lugar. Hemos perdido a seres queridos, incluidos nuestro bajista y nuestro gerente. Y otros están desaparecidos", expresó.

 

 

Fuente: The Guardian – Clarín