Desde Juntos por el Cambio se viene observando hace un tiempo una enorme confianza en la victoria de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en las próximas elecciones. Frente a este clima de "triunfo asegurado", los jefes de campaña Marcos Peña y Federico Salvai pidieron "bajar las expectativas", sin abandonar el optimismo.

Varias fuentes dentro de Juntos por el Cambio -incluso algunos funcionarios-, afirmaron que los estrategas les pidieron que encaren la campaña «como si estuviéramos perdiendo» y que se «bajen las expectativas» ya que un microclima triunfalista podría adormecer a la tropa propia y dejarle el terreno a la oposición para arrebatarles el triunfo en las urnas. 

En este marco, Macri recorrerá municipios del conurbano bonaerense y de Bahía Blanca, donde se concentra gran parte del apoyo bonaerense al macrismo.

Y luego será tiempo de retomar la agenda federal: primero volverá a Córdoba donde busca estirar su apoyo sobre la fórmula del Frente de Todos y mantener el caudal de votos del 2015. 

 

Fuente: Portal de Noticias