Marcelo D'Alessio realizó una denuncia en contra del juez Alejo Ramos Padilla, acusándolo de presionarlo a desbloquear su celular, lo cual permitió el acceso a la información dentro del mismo y permitió que se incorporen cantidad de datos y evidencia a la megacausa por espionaje ilegal que Ramos Padilla lleva adelante.

En su denuncia, D'Alessio declaró que fue "apretado" y que incluso hubo amenazas contra personas de su equipo. Sin embargo, el juez Martínez de Giorgi desestimó la denuncia al no poder verificar ninguna de estas acusaciones.

"Los testigos ajenos a la repartición de las fuerzas de seguridad y los veedores que participaron en la diligencia coincidieron en que D'Alessio suministró voluntariamente, colaborativamente y sin ningún tipo de coacción por parte de los funcionarios judiciales del Juzgado Federal de Dolores las contraseñas de sus aparatos telefónicos", dice el fallo. "Los hechos denunciados no constituyen la comisión de un delito penal que amerite la intervención de este tribunal", concluyó el juez de Comodoro Py.

En el celular de D'Alessio se encontró valiosa información para la causa: numerosos chats que sirven como evidencia en diversos casos de extorsión, espionaje, coacción y armado de causas falsas perpetrados por la banda delictiva integrada por D'Alessio y otros.

 

Fuente: Página 12