El ataque que le valió la condena a Carrasco ocurrió el 21 de febrero de 2013 cuando la denunciante Sofía Otero, quien por entonces tenía 21 años, accedió a visitar a Carrasco en su departamento del barrio de Palermo. Tuvieron relaciones consentidas pero durante el encuentro el periodista actuó con violencia.

Otero relató ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°9: "En un momento quedé boca abajo, pegada al colchón, y entonces me penetró analmente, sin mi consentimiento, con mucha fuerza, y empecé a gritar que parara, (dije) que me dolía pero él siguió con más fuerza".

El abogado de Otero, Matías Busso, había pedido una pena de 9 años para Carrasco al entender que el hombre "vulneró su esfera de espacio sexual" de Otero, y que "no pudo no haber escuchado los gritos y no haber visto las lágrimas".

Ariel Yapur, fiscal del caso, había pedido una pena de 7 años de prisión por considerar probado que el periodista sometió a Otero sin su consentimiento.

"Nunca he recibido una denuncia por violencia de género. Perdí mis trabajos por la denuncia. No soy una persona violenta", había expresado en su defensa Carrasco.

Los testimonios y las pruebas de los peritos del Cuerpo Médico Forense indicaron que sí hubo abuso sexual.

 

Fuente: Diario Registrado