La ciudad balnearia de Mar del Plata perdió definitivamente a uno de sus íconos: porque después de los Lobos Marinos en la Bristol y los churros de un famoso local, las medialunas de La Boston conforman el patrimonio cultural de “La Feliz”. El problema es que la crisis le pegó duro a estos últimos y tras sufrir un quiebre y vaciamiento de sus dueños, hoy terminaron desalojando a los trabajadores que la mantenían viva a puro esfuerzo propio y nadie explica qué pasará con estas familias que se quedan en la calle.


Durante un operativo realizado este miércoles a la madrugada, la Policía desalojó a los trabajadores que tomaban el local de la confitería ubicada en la zona de Varese. “Nos desalojaron como a unos narcotraficantes”, contó en diálogo con Radio Residencias, Alejandra Blanco, trabajadora de la Boston, a quien aún le deben meses de sueldo. "Es completamente ilegal un desalojo durante la madrugada. Fueron 300 policías para sacar a dos trabajadores”, denunció.
 

El futuro de los ex empleados de la Boston es complemente incierto y demolador: durante las últimas semanas del año pasado, habían sido notificados de que la doctora Patricia Gunsberg, a cargo del juzgado en lo Civil y Comercial Nº9 de Mar del Plata, sobre este desalojo.

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Capital