A pocos días del comienzo de clases, el Gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal había decidido cerrar ocho escuelas que funcionaban en el Delta, partido de San Fernando, y a la que concurrían los niños isleños de bajos recursos económicos. Cabe destacar que el gobierno bonaerense también planificaba el cierre de otras 39 escuelas, nocturnas y rurales, aparentemente por "baja matrícula"

La polémica medida no fue consensuada con padres, docentes ni sindicatos y generaron amplias muestras de rechazo en la opinión pública. 

En este contexto, María Eugenia Vidal decidió dar marcha atrás y suspender el cierre de seis escuelas. Sin embargo, los alumnos de las otras dos serán reubicados.

"Las escuelas que contienen los jardines 904, 919, 920 y las primarias 13, 18 y 19 continuarán funcionando de manera regular, con su actual plantel de alumnos y docentes, de la misma manera que lo realizaron en el ciclo lectivo 2017.", informaron fuentes oficiales.