De reciente festejo por su 85 aniversario, La Cumbrecita (www.lacumbrecita.gov.ar) destaca por su esencia europea.

Para muchos, esta influencia, junto a su entorno, ha dado en envidiables cervezas artesanales, embutidos, y budines suizo-alemanes en bolichitos de madera adornados con flores. 

 

 

Es pionera también en el cuidado del medioambiente, y así lo demuestra su río cristalino, emprendimientos como Peñón del Águila  (www.penondelaguila.com.ar) y, sobre todo, una premisa: se la conoce de a pie. A La Cumbrecita, hay que caminarla para disfrutarla al máximo.

 

 

La joya del valle de Calamuchita es el único destino 100 % peatonal del país.

“Un ejemplo para el mundo en cuidado ambiental, que sigue progresando con una planta de gas natural que brinda energía limpia y representa un ahorro para las familias. Por eso nos enorgullece que otros pueblos como Purmamarca y San Pedro de Atacama (Chile) quieran replicar el ejemplo”, aseguró el gobernador cordobés en más de una ocasión.

 

 

Si bien hay un gran trabajo con la conexión eléctrica renovable, las aguas tratadas, el reciclaje y la constante reforestación -desafíos planteados por la ONU para el 2050-, sobre todo se trata de un lugar con una conciencia muy arraigada en sus pobladores y que se palpa, mate en mano, pateando sus callecitas.